Competencias digitales para las profesiones del siglo XXI

La programación y la robótica permiten el desarrollo de competencias y habilidades de tipo cognitivo, social y relacional. Se trata de capacidades que serán cada vez más demandadas en el mercado laboral por lo que deben empezar a considerarse como esenciales en los currículums académicos de los más jóvenes. Su principal potencial recae en la posibilidad de experimentar con ideas y conceptos de una forma sencilla y efectiva, dejando espacio a la creatividad y fomentando el diseño de secuencias lógicas que buscan dar respuesta a una determinada necesidad, es decir, el pensamiento computacional.

Si a esto le sumamos la generación de contenidos, el manejo de herramientas para el diseño, el modelado y la impresión de objetos en 3D, tendríamos como resultado la capacidad de imaginar y materializar recursos y objetos, es decir, nos convertimos en potenciales creadores tecnológicos, un perfil cada vez más demandado que, además, dota al usuario de más confianza y seguridad a la hora de explorar su propio potencial y sus habilidades.

La metodología más adecuada para iniciarse en este tipo de tecnologías es el autoaprendizaje, las demostraciones y las aplicaciones prácticas guiadas basadas en la filosofía DIY (do-it- yourself), permitiendo que cada usuario explore y cree con libertad y apoyo en base a sus intereses o motivaciones.

Esta metodología desarrolla la creatividad y posibilita que se desarrollen proyectos concretos.

 

 

Introducción a la programación con herramientas visuales

La proliferación de dispositivos electrónicos, plataformas digitales y gadgets tecnológicos requieren que, cada vez más, seamos capaces de trabajar con herramientas de programación. Con este taller nos adentramos así en el mundo del pensamiento computacional y nos acercamos a las soluciones tecnológicas que puedan dar respuestas a necesidades digitales.

Esta acción permite a las personas usuarias descubrir el mundo de la programación, fomentando la colaboración entre las personas y la puesta en marcha de iniciativas creativas.

Próximos talleresConoce la fecha y el lugar de los próximos talleres

Experimenta con dispositivos electrónicos

Los dispositivos electrónicos son cada vez más versátiles y más accesibles. El potencial de desarrollo que estos dispositivos brindan a los territorios, especialmente aquellos más remotos como pueda ser el caso de los pueblos de Extremadura, recae en la capacidad de las personas a la hora de apoderarse de estas tecnologías. Para ello, la experimentación y la manipulación de elementos como sensores, luces LED, robots, placas como la Raspberry Pi u otros dispositivos similares son la clave para el proceso de empoderamiento digital de la ciudadanía y para su inclusión en la transformación digital de su entorno.

Próximos talleresConoce la fecha y el lugar de los próximos talleres

Cultura maker, diseño e impresión 3D y realidad virtual

La filosofía del hazlo-tú-mismo (DIY) o del hazlo-con-otros (DIWO) son el reflejo de la consolidación de comunidades virtuales donde se comparte, se colabora, se diseña y se crea. Recursos abiertos, diseños libres, proyectos disponibles para que cualquiera lo utilice y, sobre todo, iniciativas innovadoras basadas en ideas creativas basadas en tecnologías digitales.

Todo eso, acompañado de la fabricación en 3D, la cultura maker, la realidad virtual y todas las comunidades que giran a su alrededor, despiertan enormemente el interés de los más jóvenes, les ayudan a entender su propio papel en el fenómeno de la transformación digital y motiva a adquirir nuevas habilidades que, sin duda, abrirán las puertas hacia itinerarios formativos más relacionados con la realidad hacia la que vamos.

Próximos talleresConoce la fecha y el lugar de los próximos talleres

 

Proyectos de innovación social

La innovación social pasa por la identificación de necesidades concretas a las que, bajo las premisas de la creatividad, la colaboración, el diálogo y la cocreación, surjan iniciativas capaces de aportar soluciones nuevas que, en nuestro caso, tendrán un importante componente digital. En este sentido, la puesta en marcha de proyectos de innovación social cumple con varios objetivos: mejorar la capacitación digital de la ciudadanía, favorecer su implicación en procesos participativos para la identificación de necesidades, fomentar dinámicas de colaboración e impulsar el uso de plataformas y herramientas digitales. La combinación de estos elementos da como resultado un ecosistema abierto a la participación, la innovación y la cohesión del territorio, mientras avanzamos en el proceso de empoderamiento digital de las personas.

En este sentido, los Nuevos Centros del Conocimiento se convierten en los LivingLabs del territorio, entendiendo que estamos en espacios de referencia en capacitación digital, abiertos y propicios para la puesta en marcha de iniciativas ciudadanas basadas en tecnologías digitales.


El Plan de Alfabetización Tecnológica es un programa financiado por la Junta de Extremadura -Consejería de Educación y Empleo,
a través del Servicio Extremeño Público de Empleo (SEXPE), gestionado por la Asociación de Universidades Populares de Extremadura (AUPEX).